Las esculturas públicas de Valladolid a papel

La semana pasada se presentó una nueva publicación que recoge las esculturas públicas de Valladolid desde 1835 hasta este 2023 (a punto de terminar). El libro está cofinanciado por la Concejalía de Urbanismo y Vivienda y la Fundación Municipal de Cultura.

La obra ha sido realizada por José Luis Cano de Gardoqui, Carlos Sáez Salceda y Pedro Javier Salado. Cuenta con una tirada de 500 ejemplares que ya se puede adquirir en las librerías de la ciudad, como Margen.

El libro está realizado con carácter divulgativo, para facilitar el acercamiento a las esculturas públicas que cada día nos cruzamos por la ciudad. Hace unos días os hablábamos de una de ellas, el ‘monumento al cine’ de Oppenheim. En el libro también encontraréis la escultura de Chillida, ‘Lo profundo es el aire’, de la que os hablábamos hace unos meses en La Pregonera. Estas y otras 135 esculturas conforman las páginas del libro, que aborda su estudio desde una perspectiva histórico-descriptiva. Las esculturas ubicadas en calles, plazas y jardines de la capital del Pisuerga, desde mediados del siglo XIX y hasta la actualidad se analizan aquí desde una mirada formal, material y temática. Además se presentan sus localizaciones en el espacio urbano y los comportamientos sociales e ideológicos que se han generado alrededor de ellas.

Esculturas públicas en Valladolid

El amplio arco temporal que abarca la publicación permite, además, valorar la evolución en las formas artísticas y los cambios en las trayectorias creativas de los autores. El libro recorre etapas claves en la historia de la escultura. Va desde el abandono del afán por reflejar la realidad que se da desde finales del siglo XIX hasta la búsqueda de nuevos criterios estéticos en unas obras cuyo significado no reside ya en la realidad representada, sino en los juegos lumínicos y espaciales presentes en el propio medio.

El trabajo parte de las investigaciones realizadas desde el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Valladolid sobre la escultura y el urbanismo de la ciudad en los siglos XIX, XX y XXI. Por otro lado, los autores han realizado numerosas consultas en los periódicos de diferentes épocas. También han consultado los trabajos desarrollados por el Servicio de Cartografía e información urbanística del Ayuntamiento de Valladolid.