Día de la Reina, Juana I de Castilla

Actualizado el 28 febrero 2024 a las 04:56 pm

Doña Juana la Loca. 1877. Francisco Pradilla

Marzo de 1509. Tordesillas. Un cortejo encabezado por la Reina Juana I de Castilla, apodada por la historia como “la Loca”, llega a la ciudad. Iba acompañada de su padre Fernando el Católico, su hija pequeña Catalina y los restos de su esposo Felipe el Hermoso, fallecido súbita y prematuramente en Burgos, a la edad de 28 años. Iban también acompañados de su guardia personal, los monteros de Espinosa, y por los monjes que transportaban el cuerpo del fallecido. No faltaban en el cortejo las damas de compañía y personal de palacio de la reina. Todos ellos iban protegidos por escoltas que alumbraban su paso con antorchas. Su destino era Granada, para dar sepultura a Felipe en la Capilla Real.

La llegada de este cortejo ya tenía todas las papeletas de convertirse en hecho histórico. El acontecimiento fue mayor, cuando la Reina convirtió Tordesillas en su residencia hasta 1555, años de su muerte.

El Día de la Reina

Desde 2005, el Centro de Iniciativas Turísticas de Tordesillas, asociación de vecinos de la localidad, organizan una recreación de este momento. La celebración del Día de la Reina, como ha pasado a llamarse esta celebración, tiene como objetivo la promoción turística y cultural de la localidad, pero también, la recuperación de la memoria de una mujer «maltratada y olvidada». El Día de la Reina es un recordatorio de que Juana I fue reina de Castilla, hija de reyes y madre de reyes y emperadores. Convertida en una sombra por su marido, aislada por su padre e ignorada por su hijo, Carlos I de España y V de Alemania, la reina Juana I permaneció en el olvido durante siglos.

Esto cambió en el siglo XIX, cuando su figura fue recuperada por el movimiento romántico, que la convirtió en un personaje fundamental de su iconografía. Un ejemplo de esto es el cuadro Doña Juana la Loca, el óleo más famoso de Francisco Padilla y en el que la soberana aparece frente al féretro de su difunto marido en pleno invierno castellano.

Hoy en día, la recuperación de la memoria de esta reina la posiciona como uno de los personajes más reconocidos de nuestra historia. Es también protagonista de un periodo fundamental en la memoria histórica de Tordesillas.

Este año

Este año, 515 años después de la llegada de Juana I de Castilla a Tordesillas, se celebrará el Día de la Reina el próximo 2 de marzo, sábado. En la recreación participan más de 300 vecinos que trabajan durante estos días de forma totalmente altruista para dar vida a ese momento. Tanto es así, que hace unos días se celebró ya en la localidad un acto para anunciar el nombre de la joven que este año encarnará a la monarca y el de la niña que dará vida a su hija Caralina.

El recorrido del encuentro está publicado en la web del CIT de Tordesillas que podéis consultar en este enlace.


Publicaciones relacionadas: