Visita a la exposición del XXIV Certamen de Pintura ACOR

Actualizado el 22 febrero 2024 a las 12:16 pm

El Certamen de Pintura ACOR ha culminado su XXIV edición con la exposición en la Sala de Exposiciones Las Francesas de sus obras finalistas. Del total de 414 propuestas recibidas en esta edición, 23 han sido seleccionadas como finalistas y son las que recorren los muros de la sala.

Hemos estado visitando la exposición, que os recomendamos visitar. Entre las obras expuestas ha habido unas pocas que bien por sus tonalidades, bien por su composición, o bien porque ya conocíamos el trabajo del artista, nos han llamado especialmente la atención. Sobre estas obras, queremos poner aquí el acento, para que si visitáis la muestra, os detengáis y las observéis con otro conocimiento.

Nuestro recorrido

Empezaremos hablando de la ganadora, Recurrencia, que preside la estancia. La obra, además de por su tonalidad y su equilibrio compositivo, tiene algo simbólico que nos atrapó. Según el propio artista, la pieza pone al espectador “ante la duda de por dónde acceder”. Una diatriba simbolliza cómo “las cosas de alguna forma se repiten como si la vida fuera un ciclo. (…) Poder entrar y salir por una puerta o por otra o cómo estar en el limbo antes de que llegue una nueva etapa”.

Entre las finalistas del XXIV Certamen de Pintura ACOR hay una obra, Gris calidus, de la artista abstracta vallisoletana, Qöruja. Su obra se basa en la abstracción con un aspecto casi minimalista pero no exento de emoción. “La emoción es el ánimo que rige mi obra y mi fuente de inspiración”, según comenta. En su trabajo tiene gran importancia también el trabajo manual y artesanal.

También de abstracción, pero en otro sentido, está la obra de Fermín Moreno Martín, Wheels. Su trabajo reflexiona sobre la pintura de manera práctica, a través de las relaciones de hibridación que se establecen con otras disciplinas artísticas.

Avanzando por la muestra, justo en contraposición a la obra que ha sido reconocida con una mención especial del jurado, se encuentra una pieza de María Bascones. Con el título de verano se presenta una apacible representación figurativa donde el color juega un papel importante.

Balada de otoño, de Marietta Negueruela es otra de las obras del XXIV Certamen de Pintura ACOR que atraparon nuestra mirada durante un buen rato. Esta pintura al óleo forma parte de la serie ‘Paisajes geométricos’ de la artista, inspirados en los campos de Castilla. Para ella “el verdadero paisaje de Castilla, está en el cielo”. En esta serie busca plantear una nueva idea dentro del paisaje geométrico, cerrarla con un círculo, lo que le da además un equilibrio especial. Es destacado también en su obra el color, que se convierte casi en el lenguaje de la pintura.

Certamen de Pintura ACOR en su XXIV edición

‘Recurrencia’, del segoviano Alberto David Fernández Hurtado, ha sido la ganadora del XXIV Certamen de Pintura ACOR. Se ha llevado una mención especial del jurado, ‘La gran duda’, del vallisoletano Diego Carmona.

Los finalistas han sido: Luis Repiso, ‘Increíble Jul’, José Salas, Salvador JIménez-Donaire, Sandra Valls, ‘Qöruja’, Fermín moreno, Antonio García Serrano, María Bascones, Mónica Dixon, Luis Alberto Taboada, María Jesús Manzanares, Marietta Negueruela, Luis Alberto Romero, Esperanza Gómez, Isabel Cristina Torres, Santiago Parres, Pablo Jesús Castañeda, Nacho Vergara, Iyan Castaño y Lourdes Castro.

El jurado del XXIV Certamen de Pintura ACOR ha estado compuesto por Javier Hontoria, director del museo Patio Herreriano; Damaris Pam, artista de Mallabia, (Vizcaya) y Doctora Cum Laude por la Facultad de Bellas Artes EHU-UPV; y Carlos Delgado Mayordomo, comisario independiente en museos e instituciones de España y América Latina y crítico de arte.


Publicaciones relacionadas: